Skip to main content

BASSIAN

Bassian
Generalidades
Nombre comercial del producto
BASSIAN

BASSIAN es un inoculante biológico para uso agrícola basado en una suspensión acuosa con esporas y micelio del hongo Beauveria bassiana que actúa como controlador biológico de
insectos y otros artrópodos. Ha sido efectivo para el control de broca del café, chizas, termitas, trips, mosca blanca, áfidos, cochinillas, picudo, mosca de frutas, gusanos y cucarrones, entre otros. Además es efectiva contra garrapatas. Las esporas de Beauveria bassiana entran en contacto con el insecto, penetra su cutícula, crece en su interior destruyendo las estructuras del insecto y así en pocos días lo mata.

Posteriormente, el micelio crece externamente al cuerpo del insecto para producir más esporas. La susceptibilidad depende de la cepa y el tipo de insecto.

Suspensión acuosa que contiene esporas del hongo Beauveria bassiana. Concentración: 10 9 UFC/mL. Densidad: 1.0 g/cm 3 . Pureza: > 99%. pH 5.5. El producto cumple con la norma NTC
5842 de ICONTEC. Usar a razón de 5-10 cm 3 por litro.

Beauveria bassiana no requiere un reconocimiento específico ya que puede atacar un número amplio y diverso de insectos. Por tanto, puede tener efectos benéficos generalizados en prácticamente todas las plantas cultivadas y se puede aplicar en diferentes etapas del cultivo, desde el semillero, almácigo o en plantas/árboles de campo.

 

 

Beauveria bassiana

 

Lea la etiqueta antes de usarlo. Consulte con un asistente técnico para su correcto uso.

Envases plásticos de 1, 4 y 20 litros.

Emplee la cantidad requerida del producto, cierre el envase y almacénelo en refrigeración a 4-6oC. También puede ser almacenado en un lugar fresco por varios días (~15 días) sin afectar la viabilidad del producto. Para periodos más largos (semanas o meses) se debe refrigerar.

Después de usar el contenido haga una correcta disposición del envase siguiendo la normatividad actual. Se recomienda lavar 3 veces con una solución de hipoclorito de sodio disuelto en agua (1:1) y descártela como agua residual en el suelo. Destruya el envase. El envase vacío no deberá usarse para conservar alimentos o agua potable.