Skip to main content

MYCORFOS

Mycorfos
Generalidades
Nombre comercial del producto
MYCORFOS

Inoculante biológico para uso agrícola, forestal y ambiental. Al aplicar este producto emplee la protección personal requerida (guantes, gafas, mascarilla, etc.).  Lávese las manos al terminar la aplicación. En caso de irritación po er contacto, inhalación o ingestión, consulte al médico.

Instrucciones de uso: se puede aplicar al suelo o en sustratos de enraizamiento para promover
enraizamiento, absorción de agua y nutrientes y promover la defensa de la planta frente a patógenos. La dosis es variable, en general se recomienda aplicar al sustrato de vivero (50 kg/m 3 ), al hoyo de trasplante (50-100 g) o al árbol (100-500 g).  Emplee la cantidad requerida del producto, cierre el saco y evite su humedecimiento.

Matriz sólida constituida por suelo y arena desinfectada que contiene esporas (>200 esporas) y micelio de hongos formadores de micorrizas arbusculares que están libres o asociados a fragmentos de raíces. Este inoculante biológico es libre de patógenos de humanos, animales y plantas. pH 5.5-6.0. Densidad: 0.7 g/cm 3 . Pureza: > 99%. El producto cumple con la norma NTC 5842 de
ICONTEC.

MYCORFOS es un inoculante biológico capaz de formar asociaciones simbióticas mutualistas con plantas y así mejorar el sistema de raíces para aumentar la toma de agua y nutrientes del suelo. Al mismo tiempo promueve la defensa de las plantas frente al ataque de patógenos y nematodos. Se ha encontrado un mayor efecto cuando se aplica en presencia de microrganismos solubilizadores de fosfato.

Lea la etiqueta antes de usarlo. Consulte con un asistente técnico para su correcto uso.

Sacos (costales) de polipropileno de 25 kilogramos.

Almacene en lugares secos y frescos. Los inóculos micorrizales tienen una larga duración (> 1 año). Una vez abierto el empaque evite su humedecimiento.

Después de usar el contenido haga una correcta disposición del envase siguiendo la normatividad actual. Se recomienda lavar 3 veces con una solución de hipoclorito de sodio disuelto en agua (1:1) y descártela como agua residual en el suelo. Destruya el envase. El envase vacío no deberá usarse para conservar alimentos o agua potable. Manténgase fuera del alcance de los niños.